2 may. 2015

"LA NOVIA DE PAPÁ" de PALOMA BRAVO.

   Todo sucede por amor: Sol ha conocido a Pablo, el hombre perfecto, cariñoso, independiente y padre de dos niñas, una de 11 años y otra de 8. A Sol, directora creativa de una agencia publicitaria, le encanta disfrutar de su libertad, pero la relación evoluciona hasta que un buen día la pareja toma la decisión inapelable de vivir juntos. A partir de entonces comienza una nueva vida en la que su rol con las hijas de Pablo, inteligentes, coquetas y adorablemente perversas, quedará en entredicho: ¿madre, madrastra, la novia de él? Con las madres pijas de las compañeras de las niñas, con los cumpleaños de las niñas, con las discusiones y las preguntas impertinentes de las niñas, o con la bruja de la madre revoloteando siempre alrededor. Para nuestra protagonista, tan moderna y tan independiente, la vida, decididamente, ya no volverá a ser la misma.


   Hace años, la familia nuclear típica y mayoritaria estaba formada por la pareja casada en santo matrimonio y los hijos nacidos de él. Hoy en día la situación ha cambiado tan drásticamente que podemos encontrar combinaciones para todos los gustos: familias clásicas, monoparentales, viudos, separados y divorciados sin o con hijos que se suman a los del respectivo forzando una convivencia entre pareja, hermanastros, padrastros, madrastras, ex en sus múltiples vertientes y parientes de lo más variopinto; obligados todos ellos a entenderse, odiarse, convivir o evitar verse, a disfrutar o padecer de su compañía, de sus mangoneos, de sus consejos solicitados o esquivados, de sus carácteres similares u opuestos e insufribles que han de tragarse como el aceite de ricino, sin protestar por el amor proferido a quienes han decidido unirse. 

   La sinopsis de "La novia de papá" prometía conflictos de este tipo (o yo lo entendí así), contados tal vez en clave de humor, en un tono hilarante que te hiciera sonreír al tiempo que mostraba la estampa "real" -y complicada- de lo que supone acoger en tu vida a dos niñas casi en plena adolescencia sin haberlas parido, sin tener un papel claro sobre ellas, lo cual te impide adoptar el rol de madre y educadora, pero exigiéndote a un mismo tiempo el compromiso de no considerarlas ajenas a ti, sino dependientes de tu tiempo, de tu estilo de vida que habrás de cambiar, de tus modales o de tus decisiones vitales. Y por eso la elegí. Porque esperaba encontrar ese trasfondo conflictivo, pero sin dramatismos ni emociones desorbitadas. 

   Sin embargo, no ha sido así. No he encontrado lo que esperaba. ¿Significa esto que estamos ante una mala novela? Pues no. Simplemente no ha cubierto todas mis expectativas, pero creo que de eso no se puede culpar a su autora, porque esas expectativas se las crea cada cual de manera personal. Las niñas sobrevenidas a la vida de Sol (la protagonista) han alterado su existencia y su forma de vivirla, pero no han causado los conflictos que yo esperaba (de pareja, de aceptación entre las pequeñas y ella misma, de celos por usurpar el rol de su madre, de convivencia entre Sol y la ex de su novio, de intereses familiares...) Y si se han producido, estos han sido resueltos con tanta rapidez y de una manera tan abnegada y dispuesta por parte de Sol, que apenas puedo considerarlos como tales. Ni siquiera la madre de las pequeñas me ha parecido tan bruja como expone la sinopsis, aunque tal vez ella sea, bajo mi punto de vista, el personaje menos coherente de la novela, el que presenta una forma de ser y de obrar menos consistente según mi criterio de madre (no se pueden sacar las uñas para defender el futuro de tus hijas, su bienestar y todo lo que les concierne y por otro lado, no tener remilgos en delegar que sea la novia de tu ex marido la que viva con ellas las experiencias más significativas y que más marcadas quedaran en su mente y en sus recuerdos, aunque tampoco puedo afirmar que no existan madres así).

   Resumiendo: "La novia de papá" es una novela escrita con un lenguaje desenfadado, muy adecuado al género y estilo en el que se engloba. Entretenida, amable, agradable de leer, tierna y hasta emotiva a veces, que te arrancará una sonrisa con las ocurrencias de las pequeñas y que hará que te sientas identificada con muchas de las situaciones que describe si tienes hijos. Una novela simpática que te mantendrá alejada de las preocupaciones y de las penas por un rato, aunque sin muchas más pretensiones. 

   Como último apunte, decir que yo, más que "La novia de papá", la habría titulado "Las hijas de mi novio" (aunque no suene demasiado bien), porque ellas son las verdaderas protagonistas y el motor de la historia. Más que Sol. 

    


5 comentarios:

  1. Pues yo esta la dejo pasar porque tengo muchas otras cositas pendientes entre ellas el último tuyo que espero poder leer en dos semanas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada novela tiene su momento, esta, sin duda, también tiene el suyo, cuando se busquen lecturas más ligeras, que hay veces en que también apetece.
      Gracias, Mª Ángeles!
      Un beso!

      Eliminar
  2. Pues mira que yo sí pienso que existen madres como la bruja. Vamos, algunas he visto.
    De vez en cuando apetecen libros ligeros y este parece uno de ellos. Es verdad que quizá a veces entramos con prejuicios o expectativas en los libros, pero de eso solo somos responsables nosotros mismos. Yo me salto ya casi todas las sinopsis. Espero a que alguien de confianza me diga si merece la pena.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, por eso he dicho que el hecho de que no haya cumplido con las expectativas que yo tenía de ella no significa que sea una mala novela o carente de interés. A mí, a pesar de eso, me ha venido bien leerla en un momento en que no estaba para nada denso ni más profundo, lo cual se agradece también.
      Y en lo de las sinopsis te doy la razón, cada vez estoy más convencida de que en ellas juega mucho el marketing, demasiado, y a veces -para bien o para mal- se resaltan aspectos que dan una idea un tanto diferente de lo que es en realidad. Esta, leyéndola con detenimiento, tampoco es que sea desacertada, fui yo la que conjeturó con lo que no debía, jaja.
      Un beso!

      Eliminar
  3. Es que a veces las sinopsis nos prometen unas cosas que luego no nos encontramos en los libros. Y pasa lo que pasa... No termina de tentarme este libro, aunque si se pone en mi camino en esos momentos en los que apetece una lectura ligerita sin más, quizás sí me anime.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar

Estamos en GOODREADS

Estamos en GOODREADS
Pincha en la imagen.

Lecturas 2017.

Blog Archive

Audio relatos

Blogs literarios

Unordered List

Mi Ping en TotalPing.com
Con la tecnología de Blogger.

Blogroll

Seguidores