4 ene. 2018

LECTURAS 2018.



   Volvemos a abrir un período de nuevas lecturas. 2017 conseguí cerrarlo con 29 novelas leídas y disfrutadas, contabilizando entre ellas algún que otro título de lectura cero que no he podido revelar, a la espera de que alguna editorial le dé la oportunidad que sin duda merece. Otras tantas (calculo yo) se me quedaron sin terminar. El tiempo es oro y yo hace mucho que lo cuido con esmero, por lo que no me apetece emplearlo en la lectura de obras en las que, por distintas circunstancias, me cuesta un esfuerzo avanzar. La lectura es un placer, no un castigo, una obligación o una autoimposición, no lo olvidemos.

  Este año que comienza es mi intención superar el número de lecturas de 2017. No parto con la obsesión de conseguirlo a toda costa, por supuesto, pero auguro que será así porque la escritura, que me arrebató un tiempo precioso el año pasado, dejará de estar presente en el actual. Este año voy a empaparme de las letras de otros, de las historias de otros, de las tramas y personajes construidas y nacidos de la mano de otros. Dos vertientes de la literatura por vivir que, a día de hoy, pretendo reducir a una con la consiguiente inversión en ella de parte del tiempo sobrante. 

   Pero aún hay más. Aún queda de dónde arañar minutos, horas incluso para dedicarlas a otras parcelas que también merecen cuidado extremo, como el terreno de lo personal y de lo familiar: las redes sociales. Entramados de comunicación que nos aportan tanto como nos arrebatan, que nos satisfacen tanto como nos enfadan. También a ellas pretendo hacerlas a un lado; no quiero desterrarlas, pero sí reducir al máximo mi implicación en ellas para poder mirar hacia dentro en mayor medida que hacia fuera. Toca desviar la vista, cambiar de miras, abstraerse. Volver a pisar de lleno horizontes conocidos para mí y desconocidos para muchos. Ganar intimidad y anonimato, aunque este nunca haya estado perdido del todo.

   De cualquier forma, todavía me queda algo por ofrecer, algo que quizá sea, para mí, de lo mejor que he sabido crear hasta el momento, una novela de ficción contemporánea —guardada con celo— que verá la luz a lo largo de este año, sea de la manera que sea; probablemente en torno al verano. Con ella terminaré de vaciarme de esas letras que tanto placer me dan, que tantas y tan bonitas experiencias me han hecho vivir.

   Dejando las divagaciones y volviendo a esta lista de lecturas que pretendo inaugurar, traigo una primera novela que terminaré en breve y que me está encantando, un novelón de los que a mí me hubiera encantado escribir. No sé si plasmaré en este blog mis impresiones, eso lo dejo al sentir del momento, como en todas las demás que pueda leer. Será tal cual fluya. Tal cual me lo pida el cuerpo. 

   Sin más, os deseo un año plagadito de buenas lecturas, así lo quiero yo para mí. A ver si consiguen conquistarme y no se me borra del rostro la sonrisa que esta primera ya me ha dibujado en él ;)

   Un beso para tod@s.


   LISTA DE LECTURAS.

   1. DESPUÉS DEL AMOR de Sonsoles Ónega (588 págs) *
   2. CRÓNICAS DEL MÁS ALLÁ de Sol Blanco-Soler (300 págs).

   3. UN AMOR de Alejandro Palomas (460 págs.) *
   4. ANA de Roberto Santiago (864 págs)

   5. EL OTRO HIJO de Nick Alexander (344 págs.) *
   6. ESAS BENDITAS MANOS de Maite Ruiz-Sarmiento (877 págs.)
   7. EL DESPERTAR DE LA SEÑORITA PRIM de Natalia Santamartín Fenollera (352 págs.)

   8. EL BAILE DE LAS LUCIÉRNAGAS de Kristin Hannah (616 págs.)

   9. EL COLOR DE LAS MAREAS de Mikel Alvira (512 págs.)
  10. REGRESIONES. ¿Recuerdos de orras vidas? de Raymond Moody (247 págs).



Lecturas 2018.

Estamos en GOODREADS

Estamos en GOODREADS
Pincha en la imagen.

Blog Archive

Audio relatos

Con la tecnología de Blogger.

Blogroll

Seguidores