17 feb. 2015

RELATO: "CADENAS DE AMOR".

   No puedo soportarlo más. Este conflicto de emociones que albergo dentro me está matando y no me deja pensar con claridad. Unas pugnan por sitiar mi mente al tiempo que otras buscan liberarme. Y no sé por cuál de ellas abogar. ¡¿Cómo puede un alma blanca disfrazarse de diablo cada noche?! ¡¿Cómo puede confundirme hasta dudar si soy víctima o culpable de lo que dice sentir?! ¡¿Cómo puede confluir amor y miedo con exacta intensidad…, por él, hacia él?!
   Me esfuerzo por insertarlo en un patrón que me permita darle nombre, calificarlo para obrar en consecuencia y decidir si huyo o permanezco unida a él,  si afronto de una vez por todas el desgarro de la despedida o... si sigo padeciendo el dolor físico y moral que me tortura al someterme a su placer... Me quiebra. Este dolor me quiebra aunque su amor lo endulce, aunque un aura de libertad me envuelva, aunque llegue a desvivirse por pintar de dicha cada uno de los minutos cotidianos en los que el sexo no ha lugar. 
   La vergüenza me atormenta, me humilla mostrar las señales de un dominio que su propia cobardía achacaría a un placer mutuo ante quien ose preguntar..., cuando es su ser el que se excita y se perturba,  su rostro el que prende y se desencaja, su delirio el que lo transmuta en un ente extraño que burla a su raciocinio y a su propia voluntad hasta poseerme como una bestia al observar mi desnudez.
   Me embarga el miedo de no saber hasta dónde llegará... y el amor al comprender que no pretende hacerme daño, que es su libido desbocada la que ordena sin piedad. Miedo a perderlo si no me presto, temor a sus represalias… Y amor al apreciar esa felicidad inocente que irradia cuando me fuerza, me inmoviliza y viola mi capacidad de obrar, aunque mezclado con el asco de mí misma que me asola al saberme objeto de su locura, un simple y vulgar objeto de su depravación.
   Callo y me cuestiono cuáles son los límites de la dignidad y cuánto puede esta devaluarse en nombre de algo tan sagrado como el amor. Y cómo ha de alcanzarse un equilibrio entre ambas fuerzas cuando resulta imposible medirlas por igual, cuando a una la rige la mente y a la otra el corazón, con escalas diferentes y sin conversión posible.
   Atesoro mi secreto y mis pupilas deslucen a medida que escasean los encuentros plácidos de antaño. ¡¿Por qué nada puede ser perfecto?! ¡¿Por qué los príncipes azules tienden a decolorarse con el paso de los años?! ¡¿Por qué la vida es tan injusta que te obliga a elegir sabiendo que ninguno de los caminos será completo?!
   Acudo a mi cita contigo para tomar café. Sabes que me estoy ahogando pero no por qué y a mí me falta el valor para delatarme, para soltar un lastre que dejaría mi boca abrasada como tengo el alma. Alcanzas mis manos y las aproximas a ti en un gesto inocente de cariño y compasión. Y entonces lo ves. Te percatas de las marcas que circundan mis muñecas como serpientes amoratadas incrustadas en mi piel. Nuestras miradas se buscan con sagacidad; la mía se inunda de abatimiento y la tuya inquiere  la respuesta a una pregunta que tus labios temen formular, pero que tus ojos dibujan al aire con una grafía impecable: "¿Consientes?".
   Mis párpados se desploman ante la disyuntiva. Me encojo de hombros y solo lloro.
   No sé qué contestar.

1 comentario:

  1. Increíble, de verdad. Eres pura inspiración para los que queremos dedicarnos a escribir algún día. Es difícil ponerle nombre al sentimiento que este relato transmite, pero de igual manera mueve almas e inquiere un significado tangible al corazón. Gracias por la publicación.

    ResponderEliminar

Estamos en GOODREADS

Estamos en GOODREADS
Pincha en la imagen.

Lecturas 2017.

Blog Archive

Audio relatos

Blogs literarios

Unordered List

Mi Ping en TotalPing.com
Con la tecnología de Blogger.

Blogroll

Seguidores