23 sept. 2014

¡¡NACE UNA NUEVA OBRA!!

   Hay cosas que no se pueden prever. Nos empeñamos en planificarlo todo, sin querer ser conscientes de que la vida muchas veces marca su propio rumbo y que las casualidades, las circunstancias que nos rodean y alguna que otra fuerza oculta que no sabemos de dónde sale nos impulsan a elegir un camino que puede ser, para nuestra sorpresa, el acertado.
   No voy a explicar cómo surgió todo esto, eso lo dejo para más adelante. Hoy solo quiero manifestar mi alegría, mi entusiasmo, mi satisfacción por el trabajo hecho, mi estado de agitación ante esta nueva aventura que empieza (bueno…, que empieza de forma pública, porque para mí ya comenzó hace nueve meses, como un embarazo en toda regla, jaja). Hoy solo quiero expresar mi propia sorpresa por el devenir de los acontecimientos y por el hecho de verme con una nueva novela próxima a publicarse a tan solo cinco meses de haber dado luz a Los colores de una vida gris. Los entendidos en este mundo literario tal vez me digan que no he hecho bien, que debería haber espaciado el nacimiento entre una y otra. ¡¡Pero oiga, una no siempre se queda embarazada por voluntad propia, los accidentes ocurren y yo en esta parcela de mi vida, a la que me dedico por mera afición y sin estratagemas, estoy dispuesta a dejarme accidentar si con ello disfruto como lo estoy haciendo ahora!! Y lo que tenga que venir, vendrá.

   Me siento pletórica por haber gozado de la confianza de Editorial Palabras de Agua para esta andadura y debo decir que, hasta el momento, ha sido un auténtico placer trabajar con ellos, porque me he sentido parte integrante de su familia en sentido amplio, profesional y hasta personal, brindándome la oportunidad de participar activamente en los detalles que trascienden a la propia historia de la que soy autora.
   Y me siento pletórica además porque tengo la sensación de estar ofreciéndoos algo que merece la pena. La humildad siempre ha sido una máxima en mi vida, pero el perfeccionismo también, y siento en mi fuero interno que no habría sido capaz de sacar a la luz esta nueva historia si no pensara que es digna de estar ahí. Aunque seréis vosotros, por supuesto, los que terminéis confirmando si estoy en lo cierto o me equivoco, cosa que asumiré como ya he asumido algunas otras que me han ayudado a seguir aprendiendo y mejorando.

   ¿A qué llamas tú amor? es una novela de Ficción erótica. Pero quienes me conocéis o habéis leído cualquier historia (larga o corta) de las que ya he publicado antes a través de cualquier medio, sabréis que hay ciertos elementos en cada una de ellas de los que, hoy por hoy, yo no podría prescindir: sentimientos, emociones y, sobre todo y ante todo, reflexión. Y todos ellos están muy presentes en esta nueva obra, porque forman parte de mí y de mi manera de entender la literatura y practicarla. ¿A qué llamas tú amor? es una novela intimista de corte erótico que va mucho más allá del sexo o del erotismo. Es una novela con trasfondo, con una historia de base que te removerá y te hará plantearte más de una cuestión a nivel personal y de pareja. No podría ser de otra forma. Porque yo solo concibo escribir erótica si es el sexo el que está a merced de la historia, que para mí es lo que realmente importa, y no al revés; con mis máximos respetos hacia quienes lo hacen, yo personalmente no me sentiría cómoda escribiendo una historia vacía que solo sirviera de excusa a las “escenas de cama”. Cuestión de gustos, nada más. O tal vez de estilo propio.
   Espero que os guste. Y espero que la forma en que está escrita permita a cualquier lector o lectora acercarse a ella y disfrutarla. Aunque no sea simpatizante de este género.

   ¡¡Ya me contaréis, guap@s mí@s!! Mil gracias por acompañarme una vez más!!

7 sept. 2014

UNA HISTORIA QUE TERMINA. UNA NUEVA ILUSION QUE EMPIEZA.

   Comienzan los anuncios televisivos de los fascículos coleccionables. Ya lo decía yo hace unos cuantos días en mi muro de face, que esta era una señal inequívoca de que el verano toca a su fin, de que se inicia un nuevo año académico, profesional, personal..., cargado de buenas pretensiones, de nuevos propósitos, de objetivos distintos por cumplir con la mayor predisposición; cada vez estoy más convencida de que es a finales de agosto cuando nos sacudimos el lastre y nos vestimos con capa nueva, y no en diciembre, cuando ya estamos metidos de lleno en faena. Este año ha sido intenso y fructífero para mí. Y estos últimos dos meses han venido cargados de escritura, centrados en una historia con la que he ido disfrutando in crescendo a medida que avanzaba, a medida que se iba materializando en palabras la idea concreta y a la vez difuminada de lo que quería transmitir, de lo que os quería contar. 

   He puesto fin a esa historia. Y he de confesar que me siento genial y melancólica a la vez, porque me he quedado enganchada a ella, a su trasfondo, a los sentimientos de cada personaje, a las emociones vertidas sobre el papel que he vivido intensamente, porque no sé escribir de otra forma, no sé escribir si no me revisto de la piel de cada uno de ellos para apreciar en primera persona lo que les sucede, lo que piensan, lo que sienten, lo que temen... y poder así transmitirlo de la manera más fiel posible. Empatía, lo llaman. Pero tan intensa que llega a afectarte directamente y te obliga a sacudirte al final de cada escena para recobrar tu vida y tu propia verdad, que yo -dicho sea de paso- jamás quisiera perder. 

   No tengo que decir que esta nueva novela está en la línea de cuanto escribo, aunque difiera de la estructura compleja de Los colores de una vida gris. Pero ahora más que nunca veo que la sencillez no está reñida con la profundidad de lo que contar, con esos mensajes y reflexiones que, una vez más, escondo bajo las líneas para que los lectores "activos" (que son los que a mí me gustan) se detengan de vez en cuando a asimilar lo que han leído y sientan la necesidad de pensar en ello, de pronunciarse, de discutir internamente o con el propio personaje en un debate moral, psicológico o filosófico constructivo y enriquecedor. 

   Han sido nueve meses muy intensos, bastante más de lo que en un principio pude imaginar, alcanzando metas y consiguiendo un reto difícil marcado por mi eterna escasez de tiempo, alentada tal vez por la motivación que me produce sentirme a gusto con lo que escribo, con el enfoque que le estoy dando y con el resultado que voy alcanzando, en comunión con aquello que conforma mis principios a nivel literario y de los que no quiero separarme a pesar de las consecuencias que ello pudiera tener de cara a abrirme paso en este complicado mundo. 

   Ahora falta corregir y retocar. Y después... Dios dirá -como solía decir mi madre-. Aunque albergo la esperanza de que tarde o temprano, de una forma u otra, sea vuestra, de todos aquellos que quieran vivirla y disfrutarla como la he vivido y disfrutado yo.

   Con esta ilusión comienzo este nuevo año. Con la de poder anunciar a bombo y platillo el nacimiento público de mi nueva obra, pero no como un fascículo coleccionable, sino como una historia entera que pueda leerse al ritmo de cada cual. 

   Os espero. Porque las alegrías compartidas siempre saben a más.

   Muchos besos!!

Estamos en GOODREADS

Estamos en GOODREADS
Pincha en la imagen.

Lecturas 2017.

Audio relatos

Blogs literarios

Unordered List

Mi Ping en TotalPing.com
Con la tecnología de Blogger.

Blogroll

Seguidores